Escepticismo en la mentalidad emprendedora

El escepticismo en la mentalidad emprendedora es percibido por muchas personas como un arma o una cualidad frente a engaños, pero también puede ser una sobreprotección que te aparta de grandes oportunidades y te hace caminar por un camino de necedad.

Mi nombre es Juan y quiero daros la bienvenida a este nuevo post del blog de del Mar al Mat. Hoy quiero tratar con vosotros y vosotras un tema muy importante y que está muy relacionado con tener una mentalidad abundante. A veces he percibido como muchas personas «sabias» en mi entorno trataban la desconfianza como una cualidad.

Durante mi época universitaria, donde intenté desaprender muchos de los dogmas con los que había crecido, uno de las actitudes que más sorpresas y alegrías me brindó fue estudiar con mucho interés TODOS los temas e historias que me contaban cualquier persona. Pensando de partida que de cualquiera de estas experiencias podía aprender algo.

En esta época no lo hacía con una actitud relacionada con el emprendimiento, mas bien relacionada con el descubrimiento y el crecimiento personal. Quería disfrutar todo lo que el mundo pudiera tener para mí, desde una visión ecuánime y una mentalidad abierta.

Esto me alejó del escepticismo y la desconfianza, lo que me hizo valorar estilos de vida diferentes a lo que yo creía correcto y asumir que esos estilos de vida diferentes eran posibles y alcanzables. Por eso hoy quiero hablar sobre esta actitud que es peligrosa si quieres crecer en una dirección diferente a la que te rodea y te mostraré como esta muy presente el escepticismo en la mentalidad emprendedora.

¿Qué es ser escéptico?

Escéptico o escéptica (escepticismo): Que duda o desconfía de la verdad, eficacia o posibilidades de algo. ¿Qué supone aplicar el escepticismo en la mentalidad emprendedora? ¿Es bueno desconfiar constantemente de lo que nos rodean? ¿Es esa una forma correcta de aplicar una mentalidad de abundancia en tu vida?

Sin duda este es un mecanismo de defensa respecto a ideas contrarias o que nos parecen extrañas. Como emprendedor o emprendedora, no te haces ningún bien a ti misma lanzando tu proyecto desde esta postura.

Quizás estés más protegida o protegido, pero perderás mucha información y oportunidades por el camino.

Desconfía y acertarás

Un refrán muy escéptico

¿Qué motiva el escepticismo?

Miedo a equivocarse: uno de los principales motivos del escepticismo en la mentalidad emprendedora

La desconfianza es un mecanismo de protección que las personas que han sufrido dolor o decepción adoptan cuando se les presenta una propuesta, idea o «verdad». ¿Significa que siempre ocurre algo negativo cuando confías en alguien? ¿No es cierto que la mayoría de las veces al confiar en alguien no ha pasado nada malo?

Esto tiene un fuerte factor educacional. Siempre digo que nuestra educación está mal diseñada: premian el acierto y castigan el fallo, por lo tanto no estás dispuesto a fallar y el primer camino para fallar es intentar algo. Si no conoces ese algo, es muy posible que sientas desconfianza.

¿Ves cómo se cierra el círculo? Tu tienes miedo a fallar, cuando hay algo que no conoces desconfías y a veces descartarás experiencias, aunque te apetezcan, por miedo. El escéptico o la escéptica vive menos momentos negativos, pero también se enriquece con muchas menos experiencias positivas.

Exceso de confianza o de información

Cuando nos sentimos expertos o valoramos que nuestra verdad / experiencia supera la de otra persona devaluamos todas aquellas verdades que nos contradicen. Esto es muy peligroso, muy pocas cosas son verdades absolutas.

La gravedad es algo cierto en la Tierra, pero algo incierto en el espacio. La fé es algo incierto para algunas personas, pero un gran apoyo para otras.

Todo depende de las circunstancias, del momento o de la suerte y algo que a podido funcionar en el pasado, puede no hacerlo en el presente o viceversa. Creernos en la verdad absoluta o que nuestra información es más valiosa que el resto puede hacer que tengamos éxito personal o profesional una vez, pero quizás nos lleve a no volver a tener éxito o estancarnos en los éxitos pasados (quizás por miedo a perder nuestro estatus de persona exitosa).

No tener ojos de niño o niña

Esta fue una de las principales verdades que asumí: cuando era niño todo me parecía nuevo y excitante. Hacía preguntas preguntándome sobre cualquier cosa y no me parecía descabellado prácticamente nada.

Con el paso del tiempo te parece «imposible» mirar hacia el pasado (qué son entonces las estrellas extintas de las que vemos su luz), los coches no se conducen solos (que se lo digan a Elon y sus Teslas que se conducen solos) o hablar y ver a personas que están en la otra parte del mundo desde un pequeño teléfono (esto para los nacidos después del 2000 no tiene mucho sentido).

Todas esas personas que han conseguido logros increíbles lo han hecho NO dejándose llevar por los «imposibles», NO aplicando el escepticismo en la mentalidad emprendedora y NO dejándose llevar por lo que otros decían imposible.

Si quieres llegar a caminos nuevos no hagas lo que dicen los demás.

Ventajas y desventajas del escepticismo

¿Todo es malo a la hora de aplicar el escepticismo en la mentalidad emprendedora?

Ventajas de NO ser escéptico

Te permite descubrir cosas nuevas o aplicar experiencias / conocimientos de un sector en otro sin asumir que no funcionarán.

Te dará alas, eligiendo por ti mismo que es válido para ti y que no. Llegando a nuevas experiencias.

Te permitirá ser más libre a la hora de tomar decisiones.

Descubrir más cosas: mejores / peores personas, experiencias, negocios o hobbies. Tanto las experiencias positivas como las negativas construyen a las personas, está en tu mano experimentar.

Serás capaz de mejorar tu criterio a la hora de elegir al haber vivido más.

Desventajas de NO ser escéptico

Puede que sientas dolor y decepción más a menudo.

Te convertirás en una persona más plana, con menos vivencias personales y de cualquier tipo.

No atraerás abundancia a tu vida, siempre tendrás miedo de fallas y por lo tanto no serás capaz de tomar decisiones: ni acertadas ni equivocadas, con todo lo que ello implica.

Pasarás por el mundo sin descubrir lo que realmente podrías haber sido.

Conclusión final: ver las cosas con ojos nuevos te puede llevar a lugares a los que no creías poder llegar

Desde mi punto de vista, no hay nada más importante en la vida que llegar a lugares que ni tu mismo creías posible. Para esto es esencial ver el mundo «con ojos de niño / niña».

Esto te evitará el miedo al fallo, al que dirán o al miedo de caminar por senderos desconocidos.

Si te ha gustado este post, no dudes en compartir y comentar. Estaré encantado de contestarte y conversar un buen rato.

Un fuerte abrazo.

Juan.

Leave a comment

TOP