Cuando tu entorno no comparte tus ideas

Cuando tu entorno no comparte tus ideas

Cuando tu entorno no comparte tus ideas

Todos tenemos miedo a la opinión contraria (esto es lo que sientes cuando tu entorno no comparte tus ideas), porque significa reticencia a que cambien nuestra propia opinión. Igual he empezado un poco deprisa ( 😛 ), pero este tema me gusta mucho porque siempre me ha tocado muy de cerca por mi carácter inconformista y mi tendencia a ir siempre un poco a contracorriente.

Os hablo de mi caso personal: ¡Adios ingeniería! ¡Hola emprendimiento y más tiempo de calidad!

De formación soy ingeniero industrial. Muchas personas se sienten atraídas por el mundo de la ingeniería por diferentes razones: consideración social, sueldo y/o conocimientos. En mi caso, lo que más me atraía son los conocimientos (desde pequeño quería ser inventor, como los dibujos de “Dexter, el niño inventor”).

Pero pronto comprendí el sacrificio que conlleva el trabajo en el mundo corporativo, donde hacer carrera es una obligación y para ello tienes que trabajar de 8.00 a 20.00 cinco días a la semana (como mínimo).

No estaba dispuesto a este régimen de trabajo que dejase a un lado “mi vida”, así que me decidí a utilizar esos conocimientos adquiridos en otros campos y crear mi propia forma de entender el mundo profesional.

Una foto mía de mi época trabajando en el campo de la ingeniería
Así era el Juan ingeniero

Esto me hizo enfrentarme a muchas opiniones contrarias que no querían que abandonase un trabajo formal y “seguro”.

Dónde encontrarás las opiniones contrarias que más te afectan

Las opiniones que más valoramos llegan de las personas a las que más cariño, estima o consideración les tenemos: familia, amigos cercanos o personas que admiramos.

Cuando las opiniones de estas personas son contrarias a las nuestras hacen que dudemos de nuestro razonamiento, ¿Por qué iba a ignorar un consejo de alguien al que valoro o siempre me ha dado buenos consejos?

Trabajando en una cafetería en Ecuador cuando ya era nómada digital
Llegó el momento de cambiar fríos polígonos industriales y oficinas por agradables cafeterías en Ecuador

¿Son malas las opiniones contrarias? ¿Deben frustrarme?

Cuando somos pequeños o pequeñas nuestras vidas son muy parecidas a las de las personas que tienen nuestra misma edad: todos estudiamos la primaria con las mismas asignaturas, luego la secundaria con un poco más de elección o nos gustan cosas parecidas sin muchas variaciones.

A medida que crecemos la oferta de caminos profesionales, aficiones o preferencias personales hace que la vida de las personas que tenemos a nuestro lado no sea exactamente la misma (por suerte) esto genera discrepancias u opiniones diferentes.

Al igual que no te molesta que a alguien no le guste el mismo género de música que a ti, lo entiendes y te puede parecer incluso interesante su punto de vista, las opiniones contrarias enriquecen nuestro aprendizaje y no debemos tenerle miedos ni deben causar frustración.

Cómo identificar una opinión contraria que no es útil

La mejor forma de entender a los demás es teniendo en cuenta su bagaje, su experiencia vital y su intención. El 90% de las personas no tienen la intención de desalentarte o de ir contra ti (al menos eso pienso yo).

En ocasiones, una opinión contraria puede venir del miedo o el desconocimiento de la persona que la dice y realmente tiene intención de ayudarte. Pero amigo mío o amiga mía, no debes ignorarlas. Sobre todo si:

  1. Esta persona ha conseguido algo que tú quieres conseguir: desarrollo personal, profesional o habilidad, sea cual sea.
  2. Es una autoridad en un tema que tiene que ver con tu fin, directa o indirectamente.
  3. Ha aconsejado a otras personas que han conseguido tu objetivo.
  4. Puede darte consejos sobre cómo llegar a otras personas que sí pueden ayudarte.

En definitiva, una opinión contraría merece ser considerada cuando la persona que te la da tiene experiencia en tu sector o ha conseguido objetivos que se parecen a los tuyos, es decir, está fundamentada.

Herramientas para hacer frente a la opinión contraria

No quiere decir que no debamos escuchar las opiniones que otras personas tienen sobre nuestros objetivos. Si bloqueamos opiniones de amigos, familia o conocidos solo perderemos información importante y además les causaremos un profundo dolor. Esto no debes hacerlo cuando tu entorno no comparte tus ideas, estarías alejando a personas importantes para ti.

Para hacer frente a las opciones contrarias y filtrar las que realmente son útiles debemos utilizar herramientas de escucha activa. Básicamente, estas herramientas buscan profundizar en la información que nuestro interlocutor nos brinda.

¿Qué hacer cuando tu entorno no comparte tus ideas?

Veamos 3 formas de reaccionar cuando tu entorno no comparte tus ideas, cuando alguien nos da una opinión contraria:

  1. La menospreciamos y le hacemos entender que no tiene ni idea.
    Gran error. Quizás en este momento su opinión no nos sea útil, pero nadie se merece sentir que su opinión no cuenta y, por otro lado, quizás en el futuro si necesitemos la opinión de esta persona.
  2. Dejamos a esta persona hablar, simplemente para que nos deje en paz y luego hacemos lo que queremos.
    Error. Esta forma de actuar solo nos llevará a que perdamos información importante porque quizás no seamos capaces de entenderla en este momento o esa persona no sea capaz de expresarla con claridad.
  3. Profundizamos en lo que hay detrás de esta opinión.
    ¡Correcto! Aquí empieza una de las herramientas más importantes que tendremos, la escucha activa. Debemos conocer que hay detrás de esta opinión y para eso es útil que hagamos preguntas para profundizar en ella.

Algunas preguntas útiles para ver más lejos y profundizar en la intención:

¿Conoces o tienes claro el uso de mi producto o la finalidad de mi objetivo? ¿Y el proceso que quiero llevar a cabo para conseguirlo?

¿Alguna vez has tenido experiencia en negocios parecidos o has intentado alcanzar objetivos parecidos?

¿Conseguiste este objetivo? ¿Qué te ayudó a lograrlo o qué te hizo fracasar?

¿Crees que no puedo conseguirlo por qué no es posible o por qué los pasos que estoy dando no son los correctos?

¿Cómo procesar toda esta nueva información?

Después de tener toda la información del contexto de esta opinión debemos procesar la información que nos han dado e identificar cómo nos sentimos respecto a ella. El rechazo a la opinión contraria(que se produce cuando tu entorno no comparte tus ideas) puede deberse a que:

  1. No estamos muy seguros de nuestro fin/negocio/idea.
  2. Los sentimientos que provocan la opinión contraria nos desaniman demasiado y crean miedos.
  3. No tenemos claro el proceso para conseguir el fin/negocio/idea.

Al final solo podemos hacer dos cosas: seguir o parar

Es así de simple, después de escuchar una opinión contraría podemos seguir caminando hacia nuestro objetivo o dejar el camino.

Mi consejo es que afrontes esta decisión de una forma analítica. Practicando la escucha activa queremos determinar si se debe considerar o no la opinión que es contraria a la nuestra y nos aleja de nuestro objetivo. Observa que la consideración es objetiva: si esta persona ha conseguido lo que queremos o ha estado cerca de alguien que lo ha hecho la tendremos en cuenta.

En el caso de que sí tengamos que tener en cuenta esta opinión porque es una persona “a tener en cuenta” debemos identificar dónde fallamos según su opinión. Aquí tendremos dos opciones: si es un punto clave, cambiarlo o pararlo; si no lo es, pongamos en este punto un warning y estemos atentos, ya que puede ser un punto flaco que debemos reforzar.

Conclusión

La opinión contraría nos da miedo, es así. Nosotros tenemos todo bien planteado y luchamos en esa dirección para conseguir los objetivos, llega alguien que no lo ve claro y nos pone en aviso.

Lo diferente siempre causará este tipo de respuestas, pero algo diferente no tiene por qué ser necesariamente malo. Usa estas herramientas que te lanzo como un proceso objetivo y valida si debes tener en cuenta esta opinión.

Busca la felicidad en tu vida profesional y personal, ¡cómo yo en esta foto! En mi caso, viajar es lo que me hace más feliz.
Una foto que me gusta mucho y es un ejemplo de todo lo que puedes conseguir cuando superas la opinión contraría. En mi caso, me ayudo a trabajar online y poder viajar (Cotopaxi, 2019)

Toda mi vida profesional y una gran parte de la personal he actuado de forma “diferente” a las personas que me rodeaban. Me siento orgulloso de decir que he conseguido mis objetivos y que estas opiniones se han reducido a medida que las personas que se preocupaban por mí veían que estaba en el camino correcto.

Último consejo no solicitado: rodéate de personas que hayan conseguido objetivos parecidos a los tuyos para que las opiniones contrarias no se reduzcan en número pero aumenten en valor, ya que estas te ayudarán a crecer. Si quieres charlar sobre este tema no dudes en dejar un comentario o enviarnos un email.

Juan.

Share post:

  • /

Leave A Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *